Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, la investigación se inició tras localizar una zona que presuntamente era utilizada para la guarda de vehículos sustraídos, que posteriormente serían utilizados para transportar fardos de hachís desde los lugares de desembarco hasta las zonas de guardería.

Así, fruto de las gestiones y vigilancias realizadas, se procedió a la detención de cinco personas responsables de dos locales donde fueron intervenidos dos vehículos todoterrenos de alta gama, valorados en más de

150.000 euros y que habían sido sustraídos en Marbella y Fuengirola durante la noche de Reyes.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Algeciras y los vehículos fueron devueltos a sus propietarios.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.