Los vecinos afectados son los de los pisos primero y segundo de seis portales de la calle Bolu, alguno de ellos correspondientes a viviendas unifamiliares. A la cinco de la tarde la Policía Municipal de Bergara ha informado de un desprendimiento en la calle Bolu que ha obligado a sacar de sus casas a varios vecinos. Al lugar se han desplazado efectivos de Bomberos y se ha avisado a un geólogo por la inestabilidad que presenta la ladera que se ha desprendido.

El técnico desplazado al lugar ha confirmado que los vecinos no podían volver a sus casas esta noche, ya que en la ladera desprendida ha aparecido un surco por el que corre el agua y va directamente a las viviendas. Este martes, cuando vuelva la luz y cesen las lluvias, se podrá alterar el curso del agua para que no se siga introduciendo en las casas.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.