José María Calado, coordinador de IU-CA en Espartinas, ha informado a Europa Press de que a este pleno extraordinario promovido en bloque por las fuerzas de oposición; el PP, el PSOE, IU-CA y Vecinos por Espartinas, no habrían asistido el concejal de la citada fuerza independiente y varios de los miembros del Gobierno local de Ciudadanos, que gobierna en franca minoría desde que quedase roto su acuerdo de gobierno con el PSOE.

Esta sesión plenaria, en cualquier caso, se ha celebrado después de que el pasado jueves por la tarde, también en el marco de un pleno extraordinario, quedase sobre la mesa una moción del Gobierno local de Ciudadanos para que la Cámara de Cuentas de Andalucía auditase las cuentas municipales, pues los cinco concejales que suman PSOE e IU-CA reclamaron que no se tratase la propuesta, logrando aprobar tal extremo gracias a la abstención del PP.

Si bien Ciudadanos acusaba a la oposición de tener "miedo de que se sepa la verdad de lo que ha sucedido en el Ayuntamiento durante los últimos años", los concejales de la oposición avisaban de que la moción del equipo de gobierno era una mera maniobra frente a este pleno extraordinario promovido en bloque por las fuerzas de oposición, cuyo orden del día incluía una auditoría externa. Además, recordaba IU-CA que la Cámara de Cuentas de Andalucía ya audita las cuentas municipales.

LA SITUACIÓN DE ESPARTINAS

En cualquier caso, merced al orden del día de esta nueva sesión extraordinaria celebrada a instancias del PP, el PSOE, IU-CA y Vecinos por Espartinas, los grupos municipales, a excepción de Vecinos por Espartinas al no asistir su concejal, han debatido prolijamente en torno a la situación "global del municipio y su gobierno", toda vez que el actual mandato ha estado marcado por las convulsiones políticas, con numerosas renuncias entre los concejales del Gobierno local y la oposición, la ruptura del pacto de gobierno que en su momento suscribieron Ciudadanos y el PSOE y la imputación del edil de Ciudadanos José María Fernández cuando aún ostentaba la Alcaldía, por una denuncia del PP por anomalías en los contratos municipales del programa autonómico de Ayudas a la Contratación de personas en exclusión social.

También se ha debatido sobre la "situación económica y financiera" del Ayuntamiento, siendo aprobada "por unanimidad"

la "auditoría externa" propuesta por las fuerzas de oposición para las cuentas municipales, frente a la auditoría por parte de la Cámara de Cuentas que proponía el Gobierno local de Ciudadanos en el pleno anterior.

Durante la sesión, igualmente, los grupos municipales han tratado además el "estado actual" de las concesiones administrativas y la "situación de los procesos judiciales de reclamaciones sobre convenios urbanísticos", acordando la ejecución de toda una serie de aspectos aprobados ya por el pleno durante el vigente mandato, como la modificación a la baja del impuesto de bienes inmuebles (IBI).

Este último extremo, la ejecución del acuerdo plenario del pasado mes de noviembre relativo a la modificación a la baja del IBI, fue aprobado gracias al voto a favor del PSOE e IU-CA, y la abstención del PP y Ciudadanos, según el coordinador local de la federación de izquierdas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.