En un comunicado, el sindicato ha señalado que, antes de iniciar el proceso formal de consultas preceptivos por ley, la empresa ha actuado "de espaldas de los representantes de los trabajadores, coaccionando a las plantillas para que acepten cambios individuales sin ninguna garantía".

CCOO-A ha indicado que el pasado 22 de diciembre Konecta BPO anunció a la representación legal de los trabajadores que la compañía Vodafone, con la que mantiene la subcontratación de servicios para la atención telefónica y gestiones de backoficce, le comunicaba que a partir del 1 de enero de 2017 se dejaría de atender a los clientes a partir de las 22,00 horas, en lugar de hasta las 00,00 horas como venía siendo hasta ahora. Asimismo, desaparecían varios servicios de Backoffice, llamadas salientes y formación.

Esta medida afecta tanto a los clientes particulares como de empresas en las dos plataformas que Grupo Konecta tiene en Bollullos de la Mitación (Sevilla) y Valladolid donde trabajan un total de 3.900 personas.

CCOO ha explicado que la empresa, con José María Pacheco al frente de su presidencia, y que emplea en España a más de 18.000 trabajadores, abrió finalmente un periodo de consultas el pasado 4 de enero para llevar a cabo las modificaciones sustanciales de trabajo de un total de 400 personas en Sevilla y 280 en Valladolid.

No obstante, ha afirmado que "el proceso legal de negociación se ha visto desvirtuado gravemente", ya que "la dirección empresarial, antes de la apertura formal de dicho proceso, comenzó a realizar modificaciones de turnos y horarios de forma individual, fuera de la negociación colectiva, obstaculizando con ello la capacidad colectiva de defensa de todos los trabajadores afectados e incumpliendo además lo recogido en el actual convenio colectivo de contact center vigente".

La primera reunión del periodo de consultas se celebró el 11 de enero. "Pero en ella la empresa no ha aportado ninguna justificación del porqué de dichas medidas, y tampoco lo ha hecho posteriormente", ha criticado.

CCOO plantea medidas de presión, centradas en una concentración que tendrá lugar este martes en el centro de trabajo de Bollullos de la Mitación (Sevilla), a las 12,00 horas. El sindicato ha hecho, además, un llamamiento a la responsabilidad social de Vodafone para que aplique la ética en sus relaciones con Konecta en pro del mantenimiento y avance de la calidad de trabajo de la plantilla a la que cede la gestión directa de sus servicios.

Además, desde el sindicato se plantearán todas las medidas legales para que los procesos de modificaciones sustanciales dentro de la empresa se realicen conforme a la legislación y con las garantías necesarias para los trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.