La punta de la crecida que experimenta el río Arga se espera que alcance la Comarca de Pamplona esta tarde, en torno a las 15 y las 16 horas, con desbordamientos puntuales que afectarán a parques y algún camino pero sin causar afecciones graves.

La punta de la crecida llegará luego a Etxauri a final del día, con caudales de entorno a los 850-875 metros cúbicos por segundo, que podrán generar igualmente desbordamientos puntuales con algún posible corte de carretera, pero sin llegar a cascos urbanos.

También se ha activado el nivel de alerta en las estaciones de aforo de los ríos Arakil, Larraun y Ultzama, que están experimentando crecidas importantes y continúan subiendo sobre todo en el caso de los dos primeros, donde sus cauces están llegando al límite. No se esperan graves afecciones, pero el Gobierno de Navarra continúa vigilando sus caudales.

En la cuenca del Baztan-Bidasoa se ha activado en nivel de prealerta en las tres estaciones disponibles, Baztan en Erratzu, Baztan en Oharriz y Ezkurra en Elgorriaga. Sin embargo, a las 8 de la mañana se ha alcanzado el máximo en la estación de Erratzu, encontrándose la estación estabilizada y en proceso de descenso, por lo que no se prevén afecciones significativas en Elizondo ni en poblaciones aguas abajo, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

En el resto de ríos, en especial el Aragón, no se van a registrar caudales importantes, pero la aportación del Arga junto con el resto de afluentes, hace que se esperen en el eje del Ebro a partir del martes caudales del entorno de 1.500 metros cúbicos por segundo, lo cual implica un seguimiento de las motas del eje del Ebro en Navarra, aunque estos caudales deberían ser soportados por las defensas, ha añadido.

A partir de este martes cesan las precipitaciones y se esperan temperaturas muy bajas el resto de la semana, con lo que la situación de los ríos mejorará notablemente, según apuntan desde los servicios de Protección Civil y de Economía Circular y Agua.

SITUACIÓN DE CARRETERAS E INCIDENCIAS ATENDIDAS

A las 14.30 horas, cinco carreteras de la red secundaria se ven afectadas por el desbordamiento de los ríos Arakil, Araxes, Arga, Bidasoa y Larraun. Así el desbordamiento del Arakil afecta a la antigua carretera de la Barranca (NA-2410), cortada en el pk. 12,9, y la carretera de Urritzola (NA-7065); el río Araxes a la carretera NA-1300 (Irurtzun-límite con Guipúzcoa), que está cerrada entre los pk. 28 y 30; el Arga a la carretera que va de Tafalla a Miranda de Arga (NA-6140), cerrada del pk. 11 al pk. 13,5; el Bidasoa a dos tramos de la carretera NA-1210 (Ventas de Arraitz-Endarlatza), del pk. 36,5 al 38,5 y del pk. 39,5 al 41,7; y el Larraun a la carretera NA-1300 (Irurtzun-límite con Guipúzcoa), que tiene un segundo tramo cortado entre los pk. 0 al 4.

La nieve, por su parte, afecta a las carreteras de los puertos de Belagua (NA-137), Larrau (NA-2011), San Miguel de Aralar (NA-7510) y Urkiaga (NA-138), que están cerradas. Además, son necesarias las cadenas o los neumáticos de invierno en la NA-2000 (Isaba-Zuriza).

En la página web www.incidenciascarreteras.navarra.es y en el teléfono 848 423 500 se ofrece información actualizada del estado de las carreteras de la Comunidad Foral. Para los desplazamientos fuera de Navarra es conveniente consultar la web de la Dirección General de Tráfico (www.dgt.es) y su teléfono de información 011. Por su parte, la web de El Agua en Navarra de www.navarra.es informa del nivel y caudal de los ríos a través del sistema de control de las estaciones de aforo.

La Policía Foral ha atendido hasta este mediodía una docena de accidentes de tráfico, con un balance de dos personas heridas por atropello en la calle Sadar de Pamplona y en la carretera NA-2300 (Sarriguren), así como otra quincena de incidencias relacionadas con la adversa meteorología.

Por su parte los bomberos han realizado media docena de salidas relacionadas con achiques de agua en las piscinas y la residencia de personas mayores de Elizondo, en un caserío de Elbetea (Baztan), en una empresa de Alsasua, en un comercio de Burguete y en una granja de ovejas de Ochagavía.

CONSEJOS ANTE LAS BAJAS TEMPERATURAS

Antes las bajas temperaturas previstas para esta semana, el Departamento de Salud aconseja evitar en lo posible salir a la calle, sobre todo a personas mayores o con enfermedades crónicas, así como hacer ejercicio físico intenso en el exterior, ya que el frío supone ya de por sí una sobrecarga para el corazón. Si es preciso salir y sobre todo si hay mucho viento, permanecer en el exterior el mínimo tiempo posible y utilizar prendas de abrigo resistentes al viento y la humedad, prestando especial atención a la cabeza, cuello, pies y manos; procurar permanecer seco: la ropa mojada enfría el cuerpo rápidamente; y extremar la precaución en caso de hielo en las calles para evitar caídas (calzado antideslizante).

En casa, no obstante, recomienda procurar no estar sentado mucho tiempo y hacer algo de actividad física, ya que ayuda a combatir el frío. Para mantener el calor, hay que evitar las corrientes de aire y pérdidas de calor por puertas y ventanas, y cerrar las habitaciones que no se utilicen. Es preciso asimismo extremar la precaución con las estufas para evitar riesgos de incendio y de intoxicación, comprobando que funcionen bien. Si no se dispone de un buen sistema de calefacción, se recomienda utilizar ropa térmica, y de lana, teniendo en cuenta que es preferible vestir varias capas de ropa fina que una sola gruesa, ya que permiten formar cámaras de aire aislante entre las capas.

En cuanto a la alimentación, conviene hacer comidas calientes que aporten energía y proporcionen calor (legumbres, sopa de pasta, etc), pero manteniendo el resto de alimentos (verduras, frutas, pan o cereales, leche, pescado, carne, huevos, etc). Una taza de bebida caliente durante el día y antes de acostarse, ayuda a mantener la temperatura corporal. No es recomendable el alcohol ya que hace que el cuerpo pierda calor.

RECOMENDACIONES ANTE INUNDACIONES

Por su parte, el Servicio de Protección Civil ofrece también ofrece recomendaciones a los conductores y a la ciudadanía en general ante posibles inundaciones. Así, aconseja viajar de día, emplear preferentemente carreteras principales y autovías, detener el vehículo y señalizarlo si se tienen problemas de visibilidad, y no estacionarlo en cauces secos ni en la orilla de ríos para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua. Tampoco se debe permanecer cerca de puentes, ya que estos pueden caer.

Será necesario abandonar el coche y dirigirse a zonas más altas si el agua empieza a subir de nivel en la carretera, si el vehículo se atasca, si el agua está por encima del eje o llega más arriba de la rodilla al cruzar una corriente, o si el coche empieza a flotar y a ser arrastrado. Si se encuentran dificultades para abrir la puerta del vehículo, es aconsejable salir por la ventanilla sin pérdida de tiempo.

Si se ha de travesar un charco grande de agua, se debe avanzar muy despacio con una velocidad corta para evitar que el agua salpique el motor y se pare. Después de haber cruzado la balsa se debe comprobar varias veces que los frenos del vehículo funcionan bien. No se debe cruzar nunca un lugar inundado en automóvil, ni ningún río, arroyo o zona inundada.

Protección Civil aconseja también prestar atención a los movimientos de tierra, socavones, sumideros, cables de conducción eléctrica y, en general, a todos los objetos caídos como ramas de árboles.

Consulta aquí más noticias de Navarra.