En las últimas horas, las aguas del río Oria se han salido del cauce a su paso por el río Oria, en Andoain, mientras el Urumea se ha desbordado en Hernani. En ambos casos, las aguas han afectado a zonas de huerta.

Por otra parte, ha sido reabierta al tráfico la carretera N-634, a su paso por Getaria (Gipuzkoa), que había quedado cortada a las cinco de la mañana de este lunes como consecuencia de los deprendimientos ocasionados por las fuertes precipitaciones.

Todavía poco antes de las diez de la mañana se daba paso alternativo en la zona, a la que se han desplazado operarios de Obras Públicas para limpiar la calzada y que ya habían amontonado la tierra caída.

Por otra parte, la carretera Gi-3671, que quedó cortada al tráfico a las siete y cuarto de la tarde de este pasado domingo, por la presencia de una gran balsa de agua, ha sido reabierta al tráfico a las siete de esta mañana. Todavía persiste un estrechamiento de calzada, por lo que se recomienda reducir la velocidad.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.