El Ayuntamiento de Castellón ha autorizado el realojo en sus hogares de los vecinos de tres viviendas y un centro de enseñanza de música que resultaron afectadas por el derrumbe de una casa el pasado 10 de octubre en la calle Obispo Salinas, según anunció el concejal de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Control Urbanístico, Gonzalo Romero.

Los afectados se alojaron en hoteles que dispuso el Ayuntamiento

Desde el primer momento en que tuvo lugar el derribo del edificio motivado por unas obras que se estaban realizando en un solar anexo a esta vivienda, el consistorio ha adoptado las medidas pertinentes "con el fin de velar por la seguridad de los propietarios y vecinos, obligando al desalojo de los edificios afectados, ya que la casa siniestrada había quedado en ruina".

Por su parte, el alcalde de Castellón, Alberto Fabra, ha mantenido diversas reuniones con los vecinos afectados en su propio despacho con el fin de analizar cada una de las situaciones personales con detenimiento y ofrecerles toda la aayuda necesaria por parte del Ayuntamiento ante el siniestro.

Los afectados han recibido por parte del Ayuntamiento alojamiento en hoteles de la ciudad y ayuda para la adquisición de ropa y elementos de primera necesidad, así como alimentación, según señalaron.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CASTELLÓN.