Los comerciantes han demandado por escrito a la Policía Local más patrullas para el Postiguet, por el tironeo, la delincuencia y la venta ambulante.

También lo presentarán en la Subdelegación del Gobierno en Alicante para solicitar que se aumente el control y la vigilancia en la zona de las playas, debido al incremento de los delitos.

Tratarán con todas estas medidas de «erradicar todas las actividades delictivas que se están produciendo en la zona de la playa, así como las ventas ilegales que se están volviendo a detectar», según explica el presidente de la Asociación de comerciantes Corazón de Alicante, José María Albert.

Los sucesos más frecuentes en estas calles son los llamados tirones, que ahuyentan sobre todo a la clientela femenina, y a los turistas en general. También hay top manta, venta ilegal de marroquinería, discos y DVD.