El instructor, además, ha aceptado la personación de las hijas de la víctima, quien falleció el pasado 10 de diciembre tras recibir varios disparos cuando se encontraba en su vehículo, estacionado en el lavadero de coches de un concesionario propiedad de la familia.

El magistrado ya había aceptado con anterioridad la personación en las diligencias del hijo de la fallecida.

Consulta aquí más noticias de Alicante.