Estas indemnizaciones son fruto de las negociaciones mantenidas en los últimos meses entre la aseguradora de la multinacional Eden Spring -que fabricó las garrafas reciclables contaminadas- y el Col·lectiu Ronda, representante de estos afectados, ha informado este jueves en un comunicado.

Son casi 400 personas de las 659 que se sumaron a la reclamación y que han podido acreditar mediante un informe médico la asistencia recibida aunque no dispongan de la documentación de baja y alta laboral.

Según Col·lectiu Ronda, el acuerdo se ha producido tras intensas negociaciones, que incluso se rompieron en verano que se pudieron reconducir para intentar encontrar una solución pactada y no tener que llegar a un juicio.

La intoxicación por agua embotellada se produjo del 7 al 13 de abril del año pasado y, según la Agencia de Salud Pública de Catalunya (Aspcat), más de 4.000 personas en las provincias de Barcelona y Tarragona se vieron afectados por brotes de gastroenteritis, lo que llevó a la empresa a retirar de forma preventiva más de 6.000 garrafas.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.