Turistas consultan información
Turistas consultan información CEDIDA POR EL AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN C

Fitur, una de las principales ferias internacionales del turismo, acaba de abrir sus puertas en Madrid con el respaldo de nuevo de unas estadísticas que no dejan lugar a dudas del éxito del sector.

España sigue siendo destino preferido para millones de turistas del mundo. El clima, las playas, la gastronomía, la oferta cultural y las extensas posibilidades que ofrece el país para el disfrute de las vacaciones y el ocio incrementan cada año el número de visitantes. Desde 2013 el sector bate récord en las llegadas internacionales.

El turismo en España supone más del 11% del PIB y genera por encima de los 2,49 millones de empleos Hace una semana, el pasado jueves, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, avanzaba un nuevo máximo histórico para la industria: España recibió en 2016 a 75,3 millones de turistas extranjeros, cifra que supone un incremento del 9,9% respecto al año anterior. Los datos tienen una lectura positiva en dos sentidos. Por un lado, reflejan que los viajeros foráneos encuentran en España lo que buscan, y por otro, que la economía recibe un importante impulso para su crecimiento.

El turismo en España supone más del 11% del PIB y genera por encima de los 2,49 millones de puestos de trabajo; 13% sobre el total, de acuerdo con el INE. La mayoría de los empleos se concentran en hostelería y agencias de viaje, y en los servicios de comidas y bebidas.

Taleb Rifai, secretario general de la OMT, comentó en una reciente visita a la capital que la buena marcha del sector español se debe a que el país "hace las cosas bien y no porque a otros les vaya mal", haciendo referencia a países golpeados por el terrorismo y conflictos geopolíticos como Egipto, Túnez o Turquía.

Sin embargo, la asociación Exceltur considera que "el fuerte aumento de la actividad se vuelve a explicar por las continuadas oleadas de turistas extranjeros, buena parte prestados, concentrados en las zonas de la costa, y desplazados de otros destinos competidores". A su juicio, "esta situación revela una coyuntura de demanda muy incierta y volátil que puede revertir en cualquier momento".

Las costas concentran la demanda

Los destinos preferidos para los turistas internacionales siguen siendo Cataluña, Islas Baleares, Canarias y Andalucía. A excepción de Cataluña, que fue la que menos creció, las llegadas aumentaron en 2016 por encima del 12% en las principales comunidades autónomas. Pero ha sido la Valenciana la que ha registrado mayor avance (casi un 17%).

La mejor noticia para la economía española es el incremento del gasto en un 8,4%, hasta superar los 73.100 millones de euros. Los extranjeros se dejaron una media diaria de 130 euros, aunque redujeron la estancia a 8 días.

El principal mercado emisor es el Reino Unido, con casi 17 millones de turistas. Las consecuencias del brexit aún no se han dejado notar, pero los expertos temen un impacto negativo futuro para España. Alemania y Francia son los otros países de mayor demanda, con más de 10 millones de viajeros, respectivamente.

Las estadísticas son igualmente positivas para el turismo nacional, aunque los crecimientos son mucho más moderados. Hasta septiembre, el INE tenía contabilizados 144,06 millones de viajes realizados por los españoles, que arrojan un incremento del 4,6%, con respecto al mismo periodo de 2015. Solo el 8,5% se refiere a destinos internacionales. En cuanto a gasto diario, la diferencia es importante con respecto a los extranjeros, ya que es de 51 euros, menos de la mitad. Igualmente, están menos tiempo de vacaciones; la media no llega a la semana.

Se impone la inversión

Las perspectivas para 2017 siguen siendo optimistas, aunque la Organización Mundial del Turismo calcula que el desarrollo será inferior en los próximos 5 y 10 años. En la diferenciación estará el éxito. Un informe de la consultora Deloitte que analiza las tendencias del sector hasta 2020 recoge que la mayoría de las empresas reconocen que es primordial realizar inversiones para mejorar la experiencia del consumidor.

Exceltur pide al Gobierno una política fiscal que no perjudique al sector Esa sería la principal baza para ganar competitividad. En segundo lugar se sitúa la apuesta por las nuevas tecnologías para ofrecer servicios online y facilitar la planificación del viaje. Todo ello conducirá a una atención más personalizada.

Del mismo modo, esperan que los modelos colaborativos irrumpan con fuerza en la industria, así como las alianzas entre diferentes compañías del sector. Pero ante todo, y para seguir creciendo, las empresas apuntan en el análisis de Deloitte que necesitan estabilidad política, un aumento de la inversión en el sector, innovación e incremento del consumo, entre otros factores.

Para la web de información turística Hosteltur, las claves del turismo en 2017 se centrarán en conocer la opinión de los viajeros, adecuar la oferta a nuevos clientes como los millennials y en diseñar y ofertar experiencias más personalizadas en hoteles y organización de viajes.

El turismo español vive una época dorada. Pero se enfrenta a sus propios problemas y a nuevos retos. Situaciones como el cambio climático, el envejecimiento de la población o nuevos perfiles de turistas deberán ser atendidos por la industria.

Más apoyo del Gobierno

Exceltur ha realizado una serie de peticiones al Gobierno entre las que destacan el establecimiento de una política fiscal que no perjudique al sector (como las tasas turísticas); la motivación de la inversión privada; una mayor promoción y una mejor, ágil y rigurosa legislación.