El exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón ha asegurado este jueves que "el centro derecha" español ha estado escondiendo su ideología por motivos electorales y que no tiene un proyecto que ofrecer.

Así lo ha explicado en un acto de la Fundación Faes, en el que ha coincidido con el expresidente del Gobierno José María Aznar.

"Nos hemos estado avergonzando de proclamar aquello que en realidad pensamos", ha dicho Ruiz Gallardón, que salió del Gobierno en la legislatura anterior después de que se truncara su proyecto de reforma de la ley del aborto, al que Mariano Rajoy decidió no dar recorrido por las críticas masivas.

El también expresidente madrileño ha dicho que cuando las cosas iban bien, al centro derecha le bastaba su "gestión" para tener aceptación ciudadana, pero ahora "tenemos que prometerles un proyecto común", ha asegurado.

Cree Ruiz Gallardón que este centro derecha ha acusado "una estrategia de la izquierda muy inteligente", que ha sido la de "deslegitimar"; y ha afirmado que, por ejemplo, "la política de memoria histórica es una estrategia" en este sentido.

Aznar permanecerá "en su sitio"

Por su parte, el expresidente José María Aznar ha dedicado su intervención a explicar el papel que la fundación ha tenido históricamente en la trayectoria política del PP y ha asegurado que a partir de ahora, desvinculada del mismo, seguirá defendiendo sus ideas desde "su sitio".

"España es tarea de todos, cada uno en su sitio, ahí vamos a permanecer", ha dicho, despejando las especulaciones sobre la formación de un nuevo partido. "Queremos favorecer unas ideas y unas políticas mejores que otras, que seguiremos ofreciendo a la sociedad española", ha añadido.

Aznar ha dicho que España se encuentra en un momento clave y que es "incuestionable" que debe "encarar sus problemas". Ha mencionado el "falso dilema" que se plantea entre "disolución o fractura", tanto en nuestro país como en Europa, de la misma forma que "se nos propone que elijamos entre acuerdos o reformas", en una clara alusión al actual Gobierno de Mariano Rajoy.

El expresidente de honor del PP ha recordado que "quienes cruzaban el umbral de Faes sabían desde el primer momento" que su objetivo "no consistía simplemente en dar respaldo a un partido" o "simplemente en estar".

Asimismo, ha insistido en que la fundación echó a andar "para poner en marcha un proyecto político" y "una opción real de Gobierno" en España. "Faes abrió el proyecto del centro derecha político a miles de españoles", ha explicado. "Decidimos que estuviera vinculada al PP y coordinado por él, pero que permaneciera como una institución diferenciada", ha apostillado.