Agentes de la Guardia Civil de Daganzo de Arriba, con la colaboración de la Policía Local del municipio, detuvo a lo largo de la semana pasada a un grupo organizado que distribuía drogas en las cercanías de colegios las poblaciones en esta localidad, Serracines y Ajalvir.

Los agentes observaron una actividad inusual en las inmediaciones de un local de Serracines

En el marco del dispositivo puesto en marcha por la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid para la prevención de los delitos relacionados con la venta de sustancias estupefacientes a pequeña escala en zonas educativas, los agentes establecieron un operativo especial el pasado mes de septiembre, tras haber tenido noticias de la posible venta de sustancias estupefacientes en las inmediaciones de un centro educativo de la población.

Fruto de las vigilancias se logró localizar un vehículo de la marca Fiat, que merodeaba por las inmediaciones. Las labores de investigación permitieron comprobar que, el conductor de este vehículo, tenía como posible zona de distribución las localidades de Daganzo de Arriba, Serracines y Ajalvir, y viajaba habitualmente con otra persona que le daba cobertura en las "ventas".

A lo largo de la pasada semana, y tras observar los agentes una actividad inusual en las inmediaciones de un local de Serracines, se optó por la identificación de estas dos personas que resultaron ser B.A.J.T., chileno de 31 años y J.R.V., español de 31 años.

Cocaína y heroína

Tras realizar un minucioso examen tanto a sus ropas como en el interior del vehículo, se lograba localizar una bolsa que resultó contener cocaína en roca, con un peso de 443 gramos, dos bolsas, una conteniendo casi 30 gramos (28 dosis) y la otra conteniendo una dosis (1,06 gramos). Este hallazgo motivó la detención de estas personas por su presunta implicación en un delito contra la salud pública.

Al último detenido le fue intervenido oculto bajo el asiento delantero del automóvil una plancha de cocaína en roca, con un peso de 510 gramos, así como una bolsa que resultó contener cerca de 40 gramos de cocaína (36 dosis). En el registro realizado en el domicilio de esta persona también se localizó más de 416 gramos de heroína y una báscula de precisión.