Una visita muy formal
Los Príncipes generaron una gran expectación y atascos en el centro d ela ciudad. También estuvieron en Vilagarcía.
Eran casi las 14.00 horas de ayer cuando cerca de un centenar de vigueses se concentraban en torno al Club Financiero. Llegaban los Príncipes de Asturias, y para ellos se preparaba un recibimiento por todo lo alto.

Después de visitar en Vilagarcía el centro Amencer, de atención para niños con parálisis cerebral, llegaron a Vigo para comer en el Club Financiero. La entrada del coche real se produjo a las 14.15 horas entre los aplausos y gritos de alegría de niños y mayores. Una bienvenida que los herederos de la Corona correspondieron con saludos, pero sin bajar del vehículo oficial.

Sobre la mesa les esperaban los mejores manjares de locales con una ensalada de bogavante salvaje con mixto de germinados. Tampoco faltó el pescado (lomo de mero a la parrilla) ni el dulce (pastel tibio de chocolate negro). Todo regado con vinos de la Denominación de Origen Rías Baixas y Rioja.

Por la tarde, en otro acto formal, asistieron al Centro Cultural Caixanova para presidir el homenaje a los fundadores del Centro Tecnológico Aimen.

La visita real se dejó también sentir en el tráfico. A pesar de que la ciudad estaba blindada de Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local, los colapsos de tráfico se hicieron notar en el centro.

Así son quienes los recibieron

Iván Santos. 21 años.

Este joven opositor a guardia civil esperaba con nerviosismo a los Príncipes de Asturias. «Estoy aquí porque nunca los había visto hasta ahora. Me considero español y vengo a animarlos, sobre todo ahora, por los problemas que tienen».

Cándida Castellanos. 83 años.

Fiel a sus costumbres, Cándida tampoco faltó ayer al recibimiento a Don Felipe y Doña Letizia. «Todas estas cosas me encantan y siempre que vienen vengo a verlos. Al Prínicipe ya lo ví hace años en García Barbón y también cuando vino hace poco al Marco».

Rubén Marcos. 31 años.

Aprovechando un momento de ocio, Rubén se acercó hasta el Club Financiero con la cámara de fotos en la mano. «Es una buena oportunidad para verlos en persona. Creo que está bien que vengan aquí de vez en cuando».

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE VIGO