Entran y salen de prisión, y cuando están en la calle acumulan decenas de delitos. Son viejos conocidos de la Policía, son los llamados delincuentes habituales. Sólo en la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Oviedo tienen contabilizados 19 delincuentes que han sido detenidos en al menos 20 ocasiones. Entre todos acumulan 647 arrestos, la mayoría por robo. Los hay  incluso con 68 detenciones.

Luchar contra los delincuentes habituales no es fácil para la Policía. Es frecuente que los agentes se encuentren con dificultades  para probar la autoría de los delitos. «Trabajamos para reunir pruebas y conseguir el juicio rápido, pero hay delitos, como los hurtos, que son menos graves y no llegan al juzgado», explica Honorino Laviana, inspector jefe de la Sección de Delincuencia Urbana de la Brigada de Policía Judicial de Oviedo.

Por lo general, este tipo de delincuentes son jóvenes de unos 30 años y toxicómanos, aunque también hay grupos de chavales que se dedican a intimidar a los menores y familias que viven de cometer hurtos. Muchos roban «de forma compulsiva y llegan a acumular 2 o 3 delitos cada día». Las infracciones cometidos aquí son siempre los mismos: tirones, hurtos en bares y tiendas por las noches y lo que más preocupa a la Policía, los robos con intimidación a jóvenes.

5 PREGUNTAS A...

Honorino Laviana. Jefe delincuencia urbana

1.- ¿Es posible controlar los delitos habituales? En Oviedo llevamos un control exhaustivo. Por el tipo delito, sabemos si los delincuentes son de fuera o son delincuentes de aquí.

2.- ¿Cuáles son estos delitos? Timos como el de la mancha o los robos en joyerías son delitos más elaborados. Sabemos que no son obra de delincuentes habituales.

3.- Muchos de estos delincuentes actúan varias veces antes de ir a la cárcel. Los robos con violencia y la recopilación de un número suficiente de pruebas permiten los juicios rápidos, pero una persona puede cometer varios hurtos y no ser juzgada. Buscamos el juicio rápido porque si un delincuente ya ha sido juzgado, es más fácil que sea condenado.

4.- ¿Cómo logran pillarlos? Con constancia, estando encima de ellos para conseguir cogerlos in fraganti, ya que en estos casos el delincuente se enfrenta a un delito de faltas. 

5.- El año pasado resolvieron la mayoría de los delitos. Influye el conocimiento y el control que tenemos del medio y de los delincuentes. También la ayuda de los ciudadanos.