Aprobación del nuevo Tratado de la UE
El primer ministro portugués José Socrates estrecha la mano del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. EFE EFE

El Gobierno español está "enormemente satisfecho" por el acuerdo logrado esta madrugada por el Consejo Europeo en torno al reparto de los eurodiputados y el nuevo Tratado de la UE , ya que considera que esta medida es buena para cada uno de los Veintisiete y "para el bien de Europa" en su conjunto.

Las fuentes citadas subrayaron que España ha luchado por que el Tratado saliera adelante y eso se va a conseguir con el acuerdo cerrado la madrugada del viernes, al tiempo que, tal y como defendía el Gobierno, el asunto del reparto de eurodiputados no ha quedado pendiente para más adelante.

Estoy contento de que el Consejo Europeo ha seguido al PE casi en un 100 por 100

Para conocer con detalle la posición del Gobierno español, las fuentes consultadas remitieron a la rueda de prensa que ofrecerá hoy en Lisboa el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

Portugal, muy satifecho

El primer ministro de Portugal, que ejerce la presidencia de la UE, José Sócrates, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se congratularon hoy por la aprobación del nuevo Tratado de la Unión que será firmado el 13 de diciembre.

Sócrates anunció el consenso final de los 27 estados de la UE sobre el documento -que fue objeto de negociaciones de última hora para superar las objeciones de Polonia e Italia- y subrayó que "Europa es ahora más fuerte".

Durao Barroso calificó de "histórico" el documento aprobado hoy y felicitó a sus compatriotas portugueses por las gestiones desempeñadas durante la presidencia para sacarlo adelante.

Polonia logra lo que pretendía

El presidente de Polonia, Lech Kaczynski, afirmó que su Gobierno logró todo lo que pretendía conseguir en el Tratado de Reforma de la Unión Europea. Sin embargo, dijo que no está "completamente satisfecho" con la distribución de los eurodiputados, aunque aclaró que éste no era el momento de plantear nuevas reivindicaciones.