La Y vasca, el proyecto ferroviario que unirá las tres capitales vascas por medio de un tren de alta velocidad, podrá ponerse en funcionamiento en 2013, tres años después de lo previsto, según aseguró ayer la consejera vasca de Transportes y Obras Públicas, Nuria López de Guereñu.

Pero tampoco parece una fecha descabellada. Las obras de la línea ferroviaria, que conectará las tres capitales en un tiempo medio de 30 minutos, comenzaron hace año y medio. En estos momentos ya se ha puesto en marcha la construcción de 56,81 kilómetros de los 194 de vías, y el ritmo de trabajo, tanto en los despachos como en el terreno, es «intenso», aseveró la consejera. «Si las cosas siguen así, sería bastante realista poner 2013 como fecha», dijo.

El Gobierno vasco, por medio de López de Guereñu, dejó claro así que el esfuerzo de la veintena de localidades opuestas a la construcción del AVE vasco caerá en saco roto. «Las obras no tienen vuelta atrás», señaló.

Pero la consejera también quiso contrarrestar el rechazo de estos ayuntamientos y de otros colectivos ecologistas. Argumentó, en este sentido, que el Gobierno vasco impondrá a este proyecto las «medidas más rigurosas» para el respecto al medio ambiente. Entre ellas, integrar lo máximo posible las entradas de los túneles en los montes, o incorporar medidas especiales contra el ruido.

El impacto ambiental es una de las principales críticas de los contrarios al proyecto. Niegan, por ejemplo, que la Y vasca sirva para eliminar de la carretera, tal y como afirma el proyecto, 6.500 turismos y camiones y, así, reducir la contaminación en un 70%.

Para ello, los opositores han llevado a cabo numerosas acciones de protesta, a lo que también se refirió la consejera. «Espero que los alcaldes de ANV no hablen de sabotajes y boicot al proyecto», afirmó López de Guereñu, quien, además, reiteró el «apoyo» de la sociedad vasca al proyecto. «Más del 80% de los vascos ampara laY vasca», aseguró.

Al tranvía de Leioa le toca esperar

Es otro de los proyectos ferroviarios estrella del Gobierno vasco. El tranvía que unirá el campus de Leioa de la UPV con el metro y dará servicio a miles de estudiantes no se pondrá en marcha en 2008, la fecha prevista inicialmente. De hecho, el proyecto de construcción todavía no se ha finalizado, aunque está «a punto de cerrarse», según explicó Nuria López de Guereñu. Éste es uno de los proyecto que EuskoTren pondrá en marcha en Euskadi. También, la prolongación del tranvía vitoriano a la UPV.