Tras algunas semanas sin clases. Los padres de los niños discapacitados que daban clases en la piscina de San Pablo han llegado a un principio de acuerdo con el IMD para que sus hijos puedan usar la piscina sin tener que ser trasladados  hasta las de Rochelambert o Torreblanca. Lunes, miércoles y viernes, de 17 a 20 h, serán los nuevos días de natación para estos niños.