Este domingo se celebra la manifestación para solicitar el indulto de los tres vecinos de O Eixo condenados a siete años de prisión por agredir a un policía en 1989. Los convocantes consideran injusta la pena.