Un legislador de Texas pide regular las armas tras recibir un tiro en la cabeza en Nochevieja

Entrenamiento en EEUU, imagen de la National Rifle Association.
Entrenamiento en EEUU, imagen de la National Rifle Association.
NRA

Un legislador estatal de la Cámara de Representantes de Texas, Armando Martínez, presentará un proyecto de ley para regular el uso de armas durante las celebraciones en ese estado sureño, una decisión que ha tomado tras recibir por accidente un disparo en la cabeza mientras festejaba el Año Nuevo.

"Quiero que mi legislación pueda ayudar a salvar vidas", señaló este lunes Martínez en declaraciones al diario Texas Tribune, momentos antes de ser dado de alta tras pasar dos días hospitalizado.

El congresista demócrata fue herido accidentalmente por una bala en la cabeza en la ciudad de Weslaco (Texas), fronteriza con México, mientras celebraba con su familia y amigos el fin de año.

Después de que le hicieran unas primeras pruebas en el hospital local, Martínez fue trasladado a otro de mayor entidad en Harlingen, ciudad situada a 32 kilómetros, donde fue sometido a una cirugía para retirarle la bala del cráneo.

Una vez recuperado, el propio Martínez, que recibió el alta esta tarde, resaltó que había mucha gente disparando al aire en la misma zona donde él y su familia estaban celebrando el Año Nuevo.

Costumbre típica

Minutos antes de abandonar el centro hospitalario, el legislador reconoció no tener aún clara la forma definitiva del proyecto de ley, pero aseguró que estará dirigido a regular o prevenir los disparos durante las celebraciones, algo muy típico en la Texas rural.

Apuntó que quiere hablar con distintas autoridades de su distrito para acabar de perfilar un esbozo de cómo van a proponer esta ley ante el Congreso de Texas, que empieza su etapa legislativa el 10 de enero y donde tiene mayoría el Partido Republicano, favorable al derecho a portar armas.

A pesar de que las circunstancias son distintas, este episodio recuerda al que sufrió una legisladora estatal de la Cámara de Representantes de Arizona, la también demócrata Gabrielle Giffords, quien empezó una campaña contra el uso de armas tras ser gravemente herida en un tiroteo en Tucson (Arizona).

Ella recibió un disparo en la cabeza durante un mitin político celebrado en enero de 2011 en la capital de Arizona, en un tiroteo que costó la vida a seis personas, entre ellas una niña de nueve años y un juez federal.

Giffords, quien renunció a su escaño como congresista para recuperarse de sus heridas, se ha convertido en una de las más vehementes críticas de la violencia armada en Estados Unidos.

De hecho, en 2013 lanzó su propio grupo de acción política, "Estadounidenses a favor de soluciones responsables", centrado en potenciar las campañas de candidatos al Congreso que estén a favor de un mayor control de armas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento