Imagen de un simulacro de rescate de un ahogado
Imagen de un simulacro de rescate de un ahogado AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA

El año 2016 terminó con 437 fallecidos por ahogamiento en playas, ríos o piscinas en toda España, un 5% más que el año anterior, en el que murieron 415 personas.

Como en años anteriores, el perfil de la víctima sigue siendo el de un hombre de nacionalidad española que, en un 51,7% de los casos fallece en una playa, según el Informe Nacional de Ahogamientos que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Destaca el incremento del 11% en las muertes en zonas no vigiladas: 376 personas murieron en lugares sin servicio de socorrista o fuera del horario laboral en 2016 frente a los 321 del año anterior. Pero también llama la atención, según el informe, que hayan repuntado los ahogamientos a pesar de que durante los meses de verano, julio y agosto -en los que se hace mayor uso de los espacios acuáticos-, se registraron un 26% menos de muertes que en 2015.

Fue principalmente en julio donde se produjo la bajada más pronunciada, con treinta fallecidos menos que en 2015. Este mes, junto con octubre, con 24 muertes menos, han sido los dos meses con los descensos más significativos. Al contrario, los meses de mayo y junio fueron los que mayores ahogamientos registraron, con un 12,4% y un 12,8% más que en el año anterior, como también sucedió en el pasado mes de diciembre, con un 5,9% más de muertes.

Si bien las playas siguen siendo los lugares donde más ahogamientos se producen, los fallecimientos en ríos han experimentado un incremento significativo: un total de 81 personas murieron en los ríos del país en 2016 frente a las 47 de 2015.

Por territorios, Canarias ha sido la comunidad autónoma donde más ahogamientos se han registrado, con 71 casos; seguida de Galicia con 69; Andalucía con 66; Comunidad Valenciana con 47 y las Islas Baleares con 37.

También ha sido Galicia donde ha tenido lugar un mayor aumento en el número de ahogados con respecto al año anterior, con 28 fallecidos más; seguida de Castilla y León, con 22 más, y el País Vasco, con 10. Cataluña, con 27 fallecidos menos, es la comunidad autónoma donde el descenso de fallecimientos ha sido más acentuado, por delante de Ceuta y Región de Murcia (8 en cada caso), Cantabria (7), Navarra (4) y la Comunidad de Madrid (3).