Hospital Universitario Quirón.
Imagen del Hospital Universitario Quirón de Pozuelo. GTRES

El Hospital Universitario Quirón de Pozuelo, en Madrid, ha abierto una investigación interna para explorar las circunstancias en las que un hombre falleció el anterior sábado a tan solo 50 metros de la entrada principal del centro, sin que ningún trabajador del centro saliese en su ayuda.

El hombre, que falleció por una parada cardiorrespiratoria, se desplomó cuando iba a subirse a un taxi en la parada del hospital el día de Nochebuena por la mañana, según adelantó el diario ABC.

Minutos más tarde del aviso a Emergencias, fue atentido por el personal médico del Summa. Cuando llegaron los sanitarios al lugar, el individuo se encontraba en parada y, a pesar de realizar maniobras de reanimación, no pudieron hacer nada más que certificar su muerte.

El taxista habría acudido hasta el mismo hospital para avisar La investigación tratará de esclarecer por qué ningún sanitario del centro atendió el aviso del taxista, quien habría acudido hasta el mismo hospital para avisar sobre el suceso antes de que aparecieran las ambulancias. Algunos miembros del personal justificaron su ausencia por "no poder abandonar su puesto de trabajo", como dicta el protocolo hospitalario.

Desde el Summa, confirman el procedimiento y afirman que cuando un suceso ocurre en la calle, más allá de la puerta del centro, es el servicio de emergencias el encargado de prestar la ayuda médica.

Tras el aviso al 112, los servicios de Emergencia desplegaron una Unidad de Soporte Vital Básico (USVB) y otra de Soporte Vital Avanzado (USVA). El servicio de Emergencias recibió el aviso a las 11.22 y nueve minutos llegó el personal médico.