La Cámara gallega ha aprobado este martes por unanimidad -a propuesta de En Marea- una iniciativa en la que se llama a la Xunta a convocar -por mediación del Consello Galego de

Relacións Laborais- a patronal y sindicatos para promover que en la negociación colectiva en el ámbito gallego se considere como objetivo a alcanzar en 2020 la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

El texto transaccionado ha incluido una aportación del PSdeG, de manera que también se ha aprobado instar a la Xunta a solicitar al Gobierno de España una ley de igualdad salarial que garantice de forma "real" tanto la distribución social de los trabajos domésticos, como la retribución para el desempeño de un trabajo de igual valor.

Esta moción ha sido defendida por Paula Vázquez Verao (En Marea), quien ha denunciado que las mujeres cobran un 23,4% menos que los hombres en Galicia, con "el segundo" salario femenino más bajo de España y "las ancianas más pobres de todo el Estado".

De este modo, ha avisado de que "la desigualdad se arrastra toda la vida", y dado que la violencia de género es "transversal", considera que las medidas para atajarla también deben ser "transversales", como es el caso de combatir la brecha salarial por sexos.

Y es que en la actualidad la media anual salarial de los trabajadores gallegos se sitúa en 22.505 euros, casi 5.000 euros por encima de las trabajadoras, según denuncia En Marea.

Con todo, la moción de En Marea incluía otras medidas como reclamar una subida de salarios en Galicia hasta alcanzar la media estatal, así como negociar convenios gallegos en sectores donde solo existen en el ámbito estatal, que no han salido adelante ante la negativa del PPdeG a apoyar estos puntos.

"NEGACIONISMO"

Durante el debate, Noela Blanco (PSdeG) ha reflexionado sobre la "responsabilidad de mandar un mensaje claro" por parte del Parlamento gallego a la sociedad, ya que considera que todavía existe cierto "negacionismo" sobre la existencia de la desigualdad laboral por sexos.

Al respecto, Blanco ha avisado de que "incluso en los contratos temporales" se produce esa brecha, puesto que mientras los hombres gallegos cobran 9,1 euros por hora, las mujeres "no llegan a 6 euros". A esto se unen problemáticas como que en la comunidad solo hay "la mitad" de ocupados menores de 35 años que hace nueve años, por lo que cree "necesario cambiar de manera urgente y necesaria" esta situación.

En esta línea, Noa Presas (BNG) ha subrayado que "es prioritario" combatir la brecha salarial, ya que se produce una "violencia económica" por la cual "las mujeres ven mermados sus derechos". Además, aprecia "importante poner una fecha horizonte" en 2020.

Por su parte, Cristina Romero (PPdeG) ha defendido las políticas de la Xunta en materia de igualdad salarial, entre lo que ha incluido que el próximo año habrá un nuevo plan de empleo femenino, al tiempo que ha dejado claro que "todos" están a favor de acabar con esta diferencia.

Si bien Romero ha lamentado que esta moción se use "plantear otras cuestiones genéricas", ha defendido que "Galicia continuará avanzado para una igualdad entre hombres y mujeres".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.