El 24 de agosto, la Biblioteca Nacional de España denunció que habían sido robados los dos valiosos mapamundis, que estaban dentro de dos incunables de 1482 de los que solo hay 120 ejemplares en las bibliotecas más importantes del mundo.

César Gómez Rivero, nacido en Uruguay y residente en Argentina es un 'apasionado' del arte y de los documentos antiguos. Su abogado, Fernando Soto dijo a Reuters que había hurtado un total de 10 documentos, sin detallar cómo lo hizo.

'Con su pasión se apoderó de estos documentos, y dos de ellos, dos incunables de Ptolomeo (...) los vendió por necesidad de dinero y fueron encontrados en Australia y Nueva York, y devueltos a la Justicia española', dijo Soto.

'Quedaban ocho documentos. Él estaba realmente mal con esta situación y se mostró arrepentido, y me encargó presentarme en la justicia y devolver todos los incunables originales, que eran un mapamundi de Ptolomeo, otro mapa ya con el continente americano, otros mapamundis muy raros', dijo.

Ptolomeo, matemático, astrónomo y astrólogo de Alejandría, fue el autor del Almagesto, una síntesis de la astronomía griega que situaba a la Tierra en el centro del universo y al Sol y el resto de planetas y estrellas orbitando a su alrededor.

Y también fue autor de la Cosmographia, 'una geografía con información detallada de cuánto se conoció en su época sobre Europa, África y Asia', dice la Biblioteca Nacional de España en su sitio de Internet.

PELEA JUDICIAL

Soto dijo que este viernes estarán llegando a Buenos Aires autoridades de la Guardia Civil española, de Interpol y expertos en arte, y que con seguridad pedirán la captura internacional de Gómez Rivero y su extradición.

Pero el abogado cree que la ley argentina, al haberse presentado espontáneamente ante la Justicia, le permitirá permanecer en libertad aunque sin poder salir del país.

'Él se mantiene a derecho y (...) aún cuando insistan las autoridades españolas voy a insistir en mantener el statu quo de libertad como hay muchos precedentes en Argentina', dijo Soto.

'Al ser un delito excarcelable tanto en España como acá (en Argentina) debe seguir en libertad', concluyó.*.