Generoso Díaz, buscador de tesoros de Gijón
Generoso Díaz buscando en la playa de San Lorenzo MERCEDES MENÉNDEZ

Es un hombre misterioso y constante. Generoso Díaz lleva 15 años rastreando la arena de San Lorenzo con su detector de metales. Está a punto de cumplir 80 años, pero por nada del mundo este gijonés falta a su cita diaria con la playa. Y es que cada día encuentra algo.


Su botín está repleto de todo tipo de objetos. Algunos valiosos, como relojes, anillos o monedas y otros más raros, como destornilladores o pulseras. No ha perdido, sin embargo, la esperanza de encontrar algún día un verdadero tesoro.


Muchos son los que le suplican para visitar su casa y rebuscar entre todo lo que tiene guardado, aunque ese privilegio se lo reserva a los más íntimos. A ellos precisamente, haciendo honor a su nombre, regala muchos de sus hallazgos.

Su curioso negocio es menos rentable ahora que hace unos años. Le han salido competidores ultimamente. Aunque, orgulloso, asegura que él fue el primero en rastrear las playas con un detector de metales eléctrico.