La fiscalía desmiente que se hayan producido detenciones por el atentado de Berlín

  • Niega las informaciones de la televisión pública regional WDR.
  • En los registros participaron 100 agentes del cuerpo especial de la policía (SEK).
Policías alemanes registran un campamento de refugiados en Emmerich, Alemania.
Policías alemanes registran un campamento de refugiados en Emmerich, Alemania.
EFE/Henning Kaiser

La Fiscalía alemana ha negado que este jueves hayan sido detenidas cuatro personas tras dos registros de viviendas en Dortmund (oeste del país). Así lo había informado la televisión pública regional WDR. Mientras, prosigue la búsqueda en todo el país del tunecino de 24 años sospechoso del atentado contra el mercadillo navideño de Berlín.

Previamente se había registrado un centro de refugiados en la localidad de Emmerich, en la misma región que Dortmund, donde según medios locales había residido Anis Amri, el presunto implicado en el ataque registrado el lunes en Berlín, con doce muertos y medio centenar de heridos.

Amri, según la citada televisión pública de Renania del Norte-Westfalia, el estado federado al que pertenece Dortmund, tuvo contactos con un destacado miembro del colectivo radical salafista de la región, en cuya vivienda había residiendo.

En los registros han participado un centenar de agentes del cuerpo especial de la policía (SEK), que se habían apostado cerca del albergue ya el miércoles.

100.000 euros por encontrar al sospechoso 

La Fiscalía federal emitió el miércoles una orden de detención europea contra el tunecino y ofreció hasta 100.000 euros de recompensa por pistas que ayuden a encontrarlo.

Amri, llegó a Alemania a mediados de 2015 y solicitó asilo, aunque se le había denegado, había residido en los últimos meses entre Renania del Norte-Westfalia y Berlín y se ha convertido en la persona más buscada en Alemania tras encontrarse documentación suya en la cabina del camión con que se cometió el atentado.

El joven, vigilado por las autoridades de Berlín hasta el pasado septiembre e incluido en las bases de datos de las fuerzas antiterroristas, centra las sospechas de las fuerzas de seguridad después de que el martes quedara en libertad el único detenido tras el ataque, que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Medios berlineses habían informado la noche del miércoles de otros dos registros en la capital alemana, que posteriormente fueron desmentidos por la Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento