Así lo ha indicado en un comunicado el coordinador de Granada Abierta, Francisco Vigueras, que ha afirmado que si el gobierno municipal, del PSOE, "pretende transmitir un mensaje de reconciliación con la incorporación de estos desfiles, éste

resulta contradictorio con la tremolación del pendón de la conquista, la militarización de la fiesta y el homenaje a los Reyes Católicos, con los que se sienten identificados los nostálgicos del franquismo".

Además, para esta plataforma "resulta patético que se escenifique la entrega de llaves de la ciudad, cuando fue un pacto de Capitulación que incumplieron los vencedores".

En su opinión, la conmemoración de la Toma de la ciudad "tiene un preocupante efecto llamada para la extrema derecha y daña la imagen de Granada con el espectáculo bochornoso que cada 2 de enero se produce en la plaza del Carmen".

En este sentido, "se ha convertido en un acto que requiere el despliegue de un importante dispositivo policial para evitar enfrentamientos" y que "no promueve la convivencia, sino al contrario, la dificulta y la pone en peligro".

Francisco Vigueras ha exigido al gobierno municipal, en nombre de los colectivos agrupados en la plataforma, "que tenga la valentía de hacer frente, de una vez, a la necesidad de conmemorar este episodio histórico de triste recuerdo, desde la perspectiva de una sociedad plural y democrática, que quiere convivir en paz y armonía".

Consulta aquí más noticias de Granada.