Crespín (centro), Luna (izda.) y Díaz (dcha.) en las Adoratrices
Crespín (centro), Luna (izda.) y Díaz (dcha.) en las Adoratrices EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Crespín, que ha estado acompañada por la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Córdoba, María Ángeles Luna, y la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Ana Díaz, ha felicitado a la congregación por "atender desde hace tres décadas a mujeres con diferentes problemáticas, haciéndoles la vida más fácil, dándoles calor, oportunidades y esperanza".

En un primer momento, el proyecto 'Fuente de Vida' atendía a mujeres en estado de gestación en situación de exclusión social, pero ha ido ampliando su ayuda a otras mujeres, víctimas de trata, prostitución, exclusión social o violencia de género. Ahora cuenta con diez plazas para mujeres gestantes y sus hijos recién nacidos -proyecto mujer gestante- y otras seis plazas para madres e hijos -familias monoparentales-.

La delegada ha destacado el objetivo de insertar en la sociedad, "con plenos derechos, a estas mujeres en materia de salud, empleo o vivienda, para que puedan afrontar con garantías una vida plena con sus hijos e hijas, para que sean autónomas y puedan decidir un futuro que les parecía negado".

Crespín ha destacado el clima de "buena convivencia, armonía y respeto mutuo que se respira", entre educadores, empleados y voluntarios de la congregación y las mujeres, "hacia las que se dirigen todos los esfuerzos, para tratar de normalizar y reconducir su vida".

En este sentido, ha expresado su apoyo a la labor que desempeña la congregación de las Adoratrices, a través del programa 'Fuente de Vida', que "ha cumplido sus objetivos que apoyamos, valoramos y respetamos desde la Junta de Andalucía, porque facilita a las mujeres un clima de familia y el apoyo necesario para que se desarrollen en todos los ámbitos de la vida, con dignidad y autonomía propia".

Por su parte, la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, ha señalado "que la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales pone a disposición de colectivos de acreditada calidad, como es el caso, recursos que faciliten la reinserción de mujeres en situación de vulnerabilidad".

El programa 'Fuente de Vida' ayuda a estas mujeres a desarrollarse plenamente, aprender normas y valores que las hacen madurar como personas, educarlas en libertad y hacerlas conscientes de sus derechos y deberes en el trabajo, relaciones familiares, así como propiciar su participación en la sociedad, proporcionando una formación integral.

Crespín ha destacado, por último, que la labor de todas las personas que trabajan y colaboran con la congregación de las Adoratrices en este proyecto las convierten en "aliadas fundamentales en la dignificación y la calidad de vida de personas que merecen una oportunidad y que, junto con la labor de las administraciones públicas, ofrecen oportunidades y velan por la solidaridad, la igualdad de oportunidades y la justicia social".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.