Durante la última semana de noviembre en la Ertzain-etxea de Bilbao se recogieron ocho denuncias de robos de teléfonos móviles a menores por parte de dos chicos en la zona de Iralaberri. En todos los casos las sustracciones se cometían intimidando a las víctimas con amenazas y, en una de las ocasiones, llegaron a agredir a un chico que se negó a entregarles el terminal. Éste recibió atención médica en el Hospital de Basurto.

Las investigaciones efectuadas por parte de la Ertzaintza han permitido identificar a los dos presuntos autores de estos delitos, dos menores de 14 y 15 años, quienes fueron detenidos este pasado martes en Bilbao. Tras realizarse las diligencias policiales pertinentes e informar de los arrestos a la Fiscalía de Menores, los dos jóvenes quedaron en libertad.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.