La viuda de Sala recibió recibió el pasado 9 de diciembre dos disparos en la cabeza cuando se encontraba en un concesionario de Alicante momentos antes de subirse a su vehículo, de alta gama. La mujer fue hallada por los trabajadores del concesionario de coches entre las 19.00 y las 19.30 horas, en un espacio destinado al lavado de los vehículos.

La Policía inició una investigación en la que desde el primer momento se descartó el móvil del robo porque el autor o autores no se llevaron el coche y porque tampoco se apoderaron de su bolso, en el que portaba dinero en efectivo, joyas y otros objetos de valor.

Entonces, las investigaciones se centraron en el entorno de la víctima, según explicó en su momento el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, quien aseguró que los agentes no tenían constancia de amenazas previas o denuncias interpuestas por la fallecida. Aunque se mantienen abiertas varias líneas de investigación, no se descarta la posibilidad de que fuera un crimen por encargo.

Consulta aquí más noticias de Alicante.