Al menos 33 muertos en una explosión en la capital de la pirotecnia en México

  • La explosión sorprendió a cientos de personas comprando fuegos artificiales para las fiestas navideñas, además de trabajadores y vendedores del recinto.
  • Tultepec es un municipio donde se fabrica y vende, en muchos casos de forma clandestina, productos pirotécnicos y ha sido escenario recurrente de accidentes.
Dos decenas de muertos por una explosión en un mercado de pirotecnia en México.
Dos decenas de muertos por una explosión en un mercado de pirotecnia en México.
'Plumas Atómicas'
Al menos 36 personas fallecieron este martes en varias explosiones ocurridas en un mercado de pirotecnia en el municipio de Tultepec, en el central Estado de México y conocido por ser "la capital de la pirotecnia" en el país.

Al menos 33 personas fallecieron este martes en varias explosiones ocurridas en un mercado de pirotecnia en el municipio de Tultepec, en el central Estado de México y conocido por ser "la capital de la pirotecnia" en el país.

El mercado de pirotecnia de San Pablito, ubicado en el central Estado de México y calificado hace apenas ocho días como el más seguro de Latinoamérica, quedó reducido a cenizas.

Las autoridades mexicanas redujeron a 59 el balance de heridos y mantuvieron en 12 los desaparecidos.

El secretario de Gobierno del Estado de México, José Manzur, indicó en una rueda de prensa que 26 personas perdieron la vida el martes en el mercado y seis más en diversos hospitales, la última de ellas una mujer. Pero más tarde en declaraciones a una radioemisora indicó que uno más de los heridos había muerto.

Señaló que 18 de los cuerpos han sido identificados, diez de ellos ya fueron entregados a sus familiares, y los 14 restantes están aún por identificar, un proceso que puede tardar debido a la gravedad de las quemaduras.

Manzur indicó que cinco hombres y siete mujeres siguen en calidad de desaparecidas, aunque señaló que algunos pueden ser localizados en los hospitales ya que aún hay pacientes sin identificar.

Por su parte, el secretario de Salud mexicano, César Gómez, indicó que aún hay 46 heridos hospitalizados, y que de ellos, cinco están en riesgo de perder la vida.

Tres niños que han sido severamente quemados serán trasladados a un centro hospitalario de Texas (EE.UU.).

"El más seguro de Latinoamérica"

Gómez indicó que no había todavía una hipótesis de lo que pudo haber ocurrido, pues la prioridad ahora es "atender los heridos y llevar a cabo el levantamiento de cuerpos", aunque no descartó la posibilidad de que se hubiera producido una reacción en cadena.

Los estallidos, que afectaron a 300 locales comerciales establecidos de manera legal en el lugar, desmintieron al director del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia, Juan Ignacio Rodarte, quien hace ocho días dijo que este era el "tianguis" (mercado) de pirotecnia más seguro de la región.

Aseguró entonces que los puestos estaban "perfectamente diseñados y con los espacios suficientes para que no se dé una conflagración en cadena en caso de un chispazo". Según los testigos de lo ocurrido, todo comenzó cuando "un cohete se prendió y corrió a donde había una gran cantidad de material de pirotecnia".

El presidente del Mercado de Artesanías Pirotécnicas de San Pablito, Germán Galicia Cortes, invitó ese mismo día a la población a acudir al lugar, del que destacó sus medidas de seguridad.

Pero los extintores, el agua, las palas, la arena y el personal calificado para actuar en caso de algún incidente no fueron suficientes para detener las explosiones en cadena registradas este martes. La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) investigará el caso, dado que está relacionado con la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

El incidente comenzó minutos antes de las 15.00 hora local (21.00 GMT) en el Mercado de Pirotecnia de San Pablito, donde los cuerpos de Protección Civil, de bomberos y agentes federales trabajan para apagar el incendio y rescatar a las víctimas.

La explosión sorprendió a cientos de personas comprando fuegos artificiales para las fiestas navideñas, además de trabajadores y vendedores del recinto.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, mostró en la misma red social sus condolencias "a los familiares de quienes perdieron la vida en este accidente", así como sus deseos de pronta recuperación para los heridos.

Un polvorín clandestino

Tultepec es uno de los municipios del Estado de México, colindante con la capital, que fabrica y vende, en muchos casos de forma clandestina, productos pirotécnicos y ha sido escenario recurrente de accidentes.

El municipio sufrió en 1997 una explosión en un taller pirotécnico que dejó tres muertos: un matrimonio, cuyos tres hijos también resultaron heridos, y una tercera persona.

Un año después, concretamente en octubre de 1998, la explosión de un depósito de pólvora allí mismo provocó al menos una decena de muertos, medio centenar de heridos y cuantiosos daños materiales en un radio superior a los 500 metros.

Tultepec, considerada ya en aquellas fechas "la capital de la pirotecnia" de México, había sido escenario de cuatro explosiones en lo que iba de aquel año, aunque ninguna de esa gravedad. Al año siguiente hubo otro muerto en un accidente similar en el mismo municipio, mientras que otras cuatro personas perecieron por causas parecidas en Ozumba, también en el Estado de México.

De nuevo en Tultepec, ya en 2005, un centenar de personas resultaron heridas, en su mayoría con lesiones leves y otros que sufrieron crisis nerviosas, a raíz de una explosión que arrasó un mercado pirotécnico.

En 2010, el municipio fue otra vez escenario de la explosión de un contenedor de pólvora de un taller de juegos pirotécnicos, en este caso con un saldo de tres muertos y dos heridos graves. Y en 2012, hubo otra víctima mortal en la misma zona por las mismas razones. Un año después le tocó el turno al municipio mexiquense de Naucalpan, escenario de otra explosión de condiciones parecidas que dejó siete heridos.

Sin embargo, esta clase de accidentes en el país no se limitan al Estado de México. En el peor que se recuerda, en 1999 en la localidad de Celaya, en el estado central de Guanajuato, murieron 63 personas y 350 resultaron heridas en una concatenación de detonaciones que afectaron a un taller de pólvora clandestino.

Accidentes mortales de este tipo se han sucedido incesantemente durante los últimos años en varios estados del país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento