Viviendas en construcción
Grúas y andamios de varios edificios en construcción. Chema Moya /EFE

Tras nueve años de ausencia, desde que en 2007 la crisis financiera empezó a desinflar la burbuja inmobiliaria, las grúas han vuelto a formar parte del paisaje español en 2016, haciendo visible la recuperación que vive el sector inmobiliario desde 2014. Las promotoras que han sobrevivido y otras recién creadas han sacado las grúas a las calles, especialmente en las ciudades con más actividad económica y turismo donde el excedente es ya prácticamente inexistente y la demanda de nueva vivienda, una realidad.

El crecimiento de la economía, la mejora del empleo, los bajos tipos de interés, la vuelta de la financiación y la continua entrada de capital extranjero han permitido al sector inmobiliario consolidar durante este año su recuperación a pesar de la incertidumbre política que reinó en España durante meses. La inversión inmobiliaria puede marcar un nuevo récord en 2016, con casi 14.000 millones de euros.

La inversión inmobiliaria puede marcar récord en 2016, con casi 14.000 millonesEllo, gracias a operaciones de gran calado como la unión de dos gigantes del sector, Merlin y Metrovacesa, para crear la mayor inmobiliaria de España, con activos valorados en más de 9.300 millones. Quabit tiene previsto invertir 470 millones hasta 2020 para comprar suelos urbanos en los que levantar más de 3.000 viviendas, y Neinor Homes se ha marcado para este año lanzar en torno a 40 nuevas promociones y comercializar más de 1.500 viviendas.

La recién constituida Dospuntos, controlada por el fondo estadounidense Värde Partners, espera invertir 2.000 millones en los próximos seis años y entregar 2.000 viviendas anuales a partir de 2019. Vía Célere acaba de comprar a Repsol y Adif la mayor parcela disponible en el centro de Madrid, que está lista para construir viviendas.

Inveravante, propiedad del empresario Manuel Jové, y la filial inmobiliaria de BBVA se han unido también para promover 850 viviendas; el fondo de inversión alemán Aquila Capital y Ónice destinarán 100 millones para levantar viviendas de lujo en La Moraleja; mientras que Ibosa invertirá otros 30 millones para convertir el hotel Foxá M-30 en viviendas.

Los datos constatan las recuperación

La recuperación del sector es innegable. Según los notarios, la compra de viviendas creció un 10,3% en septiembre, un porcentaje que el Instituto Nacional de Estadística eleva al 13,2%. El INE constata ya ocho meses al alza y un crecimiento del 10% en la firma de hipotecas para la compra de viviendas.

El Ministerio de Fomento calcula que el precio subió un 1,6% en el tercer trimestre, encadenando 6 de incrementos consecutivos, mientras que los visados para construir nuevas viviendas se dispararon un 32% en septiembre hasta máximos desde 2011. Además, la compra de vivienda por parte de extranjeros creció un 19,7% en la primera mitad del año, con los británicos a la cabeza a pesar de la amenaza del Brexit.

BBVA cree que el año cerrará con un 10% más de compraventas y un encarecimiento del precio de alrededor del 2,5%. Para 2017, espera que las transacciones crezcan un 6,5% y que el precio lo haga un 3,5%, hasta niveles de 2004, en tanto que Tinsa estima que el precio se mantendrá o aumentará, en el mejor de los casos, entre el 1% y el 2% en 2017, en línea con lo que espera para el cierre de este año.