Maestre defiende su absolución: "Es una buena noticia para la libertad de expresión"

  • La edil madrileña ha recibido con "mucha alegría" la noticia de su absolución
  • Un juzgado de Madrid la condenó al pago de una multa de 4.320 euros
  • La condenó por un delito contra los sentimientos religiosos por asaltar una capilla
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, encabeza la candidatura 'Adelante Podemos con la gente' para liderar Podemos en la Comunidad de Madrid.
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, encabeza la candidatura 'Adelante Podemos con la gente' para liderar Podemos en la Comunidad de Madrid.
JORGE PARÍS

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, defiende que su absolución por participar en 2011 en una protesta en una capilla de la Universidad Complutense corrobora "que las protestas pacíficas son legítimas en democracia".

La edil de Ahora Madrid ha recibido con "mucha alegría" la noticia de que la Audiencia Provincial de Madrid la haya absuelto de la sentencia del Juzgado de lo Penal 6 de Madrid que la condenó al pago de una multa de 4.320 euros al considerarla autora de un delito contra los sentimientos religiosos.

Según ha dicho la portavoz a los medios, la sentencia de los magistrados, adoptada por unanimidad y a la que no cabe interponer recurso, confirma que "reivindicar en 2016 un Estado aconfesional en el que las capillas no deberían tener espacio en una universidad pública es legítimo en un país democrático".

Además, la edil ha calificado la sentencia de "magnífica noticia" para la Justicia y para la libertad de expresión en España y ha agradecido el apoyo recibido por "muchísimas personas" y "sobre todo" por parte del equipo de gobierno y de la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, por "estar ahí" y dar "el calor necesario" en los días y meses "duros".

Los hechos se remontan al 10 de marzo de 2011 cuando alrededor de las 13.00 horas, Maestre entró junto con un grupo de personas a la capilla del campus de Somosaguas (Universidad Complutense) y ocuparon el espacio destinado al altar con intención, según manifestó la fiscal, de ofender los sentimientos religiosos de los allí presentes.

Sin embargo, la Audiencia Provincial manifiesta que, "aunque en ciertos ámbitos" el acto de protesta "puede ser valorado como claramente irrespetuoso en cuanto que se considere altera el silencio y el respeto exigible en el interior de una capilla donde en ese momento varios feligreses se encontraban orando", no concurre el "componente de profanación" exigible para que haya delito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento