Nadia y su padre.
El padre de Nadia Nerea, Fernando Blanco, junto a su hija, en una imagen publicada por él en Facebook. FACEBOOK FERNANDO BLANCO

Los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles a Fernando Blanco y Marga Garau, los padres de Nadia, la pequeña de 11 años afectada por una enfermedad rara conocida como Tricotiodistrofia, aunque la madre fue puesta en libertad horas depués.

Ambos estaban acusados de un supuesto delito de estafa en la recaudación de donaciones para el tratamiento de su hija, por la que habrían obtenido hasta 150.000 euros. El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha explicaba que en breve pasarían a disposición de los juzgados de la Seu d'Urgell (Lleida), aunque la madre quedó en libertad tras declarar ante los Mossos.

Los padres no habían atendido el requerimiento del juez de que se le enviaran los documentos médicos relacionados con el caso. Este miércoles, finalmente, los Mossos han llevado a cabo la detención como policía judicial y no en el marco de las actuaciones de la Conselleria de Interior. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) han indicado por su parte que el juez no ha ordenado ninguna diligencia en este sentido a los Mossos.

También este miércoles, ante la sospecha de que la menor pudiera viajar fuera de España, el juez exigió a los padres la entrega de su pasaporte y toda la documentación médica que certifique las distintas visitas que según Fernando Blanco han hecho a lugares tan dispares como Houston o Afganistán. La detención del padre se produce tras llevar 48 horas desaparecido, sin acudir a su domicilio y haber mentido sobre un supuesto viaje a Madrid.

El magistrado del Juzgado de Instrucción 1 de la Seu d'Urgell (Lleida) que lleva el proceso abrió diligencias el pasado lunes para averiguar si realmente la cantidad obtenida con la campaña de crowdfunding había sido destinada al tratamiento de la pequeña. El magistrado ya había ordenado inmovilizar las cuentas bancarias del padre mientras investiga la supuesta estafa en los donativos.

Además ha preguntado a la Fiscalía si ve oportuno plantear medidas civiles en relación con la tutela o el cuidado de la menor. En concreto, las medidas civiles van desde la tutela de la menor hasta tratar aspectos sobre su manutención, residencia, comunicación, tratamientos médicos o para asegurar su educación, entre otros.

La investigación policial y judicial se encuentra bajo secreto de sumario, mientras la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat está haciendo seguimiento del ámbito familiar de la niña.

"Fernando no ha hecho nada, no se ha quedado el dinero"

"Yo sé que Fernando no ha hecho nada. No se ha quedado dinero para él. El único fallo que ha cometido ha sido exagerar la historia e ir a curanderos en los que no queda constancia del tratamiento que ha recibido mi hija. Nadia está enferma y en peligro de muerte, eso es lo que nos han dicho los médicos y nos lo tenemos que creer. Y estafar no hemos estafado a nadie porque el dinero está en el banco", había asegurado horas antes la madre, Marga Garau, en una entrevista telefónica al programa Espejo Público de Antena 3.

Lo que hizo en el pasado ya lo pagó. Tenéis que dejarnos demostrar que no hemos cogido nadaEl padre ya fue condenado en el año 2000 en Palma a cuatro años y diez meses de prisión por estafar, mediante la falsificación de documentos, 120.000 euros a la empresa en la que había trabajado. "Apelo a la presunción de inocencia. Lo que hizo en el pasado ya lo pagó. Tenéis que dejarnos demostrar que no hemos cogido nada, que no hemos robado a la gente", ha señalado la madre de la niña, que también ha reconocido que su marido la engañó al decirle que llevaba la niña a médicos y hospitales cuando en realidad la llevaba a curanderos.

Garau ha pedido perdón por todo lo sucedido y ha dicho entender que mucha gente se sienta engañada. "Espero que Fernando lo pueda demostrar todo. Yo confío en él. Lo hemos hecho mal sí, se ha exagerado el tema de los viajes, pero estafadores no somos. La niña está enferma y no hemos cogido el dinero de nadie ni hemos utilizado a la niña para medrar", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Lleida.