'Último tango en París'
Imagen de la escena de la violación en la película 'Último tango en París'. UNITED ARTIST

Último tango en París es una de las películas más icónicas de la década de los 70. Dirigida por Bernardo Bertolucci y protagonizada por Marlon Brando y Maria Schneider, es uno de los filmes eróticos más famosos de la historia. Pero ahora, 44 años después de su estreno, vuelve a estar en boca de todos.

Esta semana se ha revelado una entrevista de hace tres años en La Cinémathèque Française de París, en la que el director italiano admite que la escena más famosa de la película, en la que el personaje interpretado por Brando viola analmente a Schneider usando mantequilla como lubricante, no fue consensuada con la actriz francesa.

"Quería ver su reacción como chica, no como actriz", dijo el director sobre la actriz, que falleció a causa de un cáncer en 2011, siete años después que Marlo Brando. "Creo que me odió a mí y a Marlon Brando", dijo el cineasta, que no se arrepiente de tomar esa decisión pese a considerarla "horrible".

Maria Schneider, que tenía 19 años cuando se rodó la película, nunca reveló que la escena no fue consensuada, aunque sí dijo que no estaba en el guion y que se sintió humillada.

Tras las revelaciones de los detalles de la escena, muchas voces en Hollywood han mostrado su desprecio. Por ejemplo, la actriz californiana Jessica Chastain dijo en Twitter: "A toda la gente que adora esa película: estáis viendo a una chica de 19 siendo violada por un hombre de 48. El director planeó el ataque. Me pone enferma".

Evan Rachel Wood retuiteó el mensaje y añadió que "es descorazonador y ultrajante. Los dos (Brando y Bertolucci) eran unos enfermos por pensar que estaba bien". Chris Evans también se pronunció: "Uau. Nunca veré esa película, a Bertolucci o a Brando como antes. Sobrepasa lo asqueroso. Siento rabia". Anna Kendrick dijo que "Maria Schneider ya lo había dicho años atrás. La gente levantaba los ojos cuando se lo contaba", a lo que Evans respondió que deberían haber sido encarcelados.

La actriz de Embrujadas, Alyssa Milano, también se pronució sobre este horrible hecho, asegurando que "le produce nauseas" la noticia de la confesión de Bertolucci.