Kim Jong-un
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, rodeado de sus altos cargos militares. GTRES

Corea del Norte ha asegurado que las nuevas sanciones adoptadas contra ellos por Naciones Unidas "elevan la tensión" y generarán "medidas de respuesta más duras de autodefensa", informa la agencia estatal KCNA.

La resolución adoptada el miércoles por el Consejo de Seguridad de la ONU supone "otro exceso de autoridad y una violación de la soberanía de la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte"), y fue aprobada "bajo instrucciones de EE UU", señaló la agencia en un comunicado.

El régimen que lidera Kim Jong-un defendió sus últimos ensayos atómicos como "pasos prácticos" para hacer frente a la "amenaza nuclear" y a las sanciones que aplican Estados Unidos y "otras fuerzas hostiles", añadió el comunicado, suscrito por el Ministerio de Defensa de Pyongyang.

"Muchos países, incluyendo todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, han realizado hasta la fecha miles de test nucleares y lanzamientos de misiles, pero el Consejo nunca ha hecho nada al respecto", subrayó. El comunicado destacó que la resolución adoptada por unanimidad "desencadenará medidas más duras de autodefensa" por parte de Pyongyang.

El régimen norcoreano añadió que "Obama y sus lacayos están muy equivocados si creen poder obligar a la RPDC a abandonar su política de armas atómicas y revocar su condición de potencia nuclear mediante sanciones".

Reducción de las importaciones

La nueva decisión del Consejo de Seguridad de la ONU refuerza una serie de sanciones que este órgano ha venido aplicando en los últimos años y especialmente el duro paquete impuesto tras el anterior ensayo nuclear de enero, materializado en la anterior resolución 2270.

Las nuevas sanciones se centran en reducir las exportaciones de carbón de Corea del Norte, su principal venta significativa al exterior y fuente de divisas, y prohíbe también la de otros materiales como cobre o plata, además de imponer otras restricciones comerciales.

Japón y Corea del Sur decidieron además endurecer sus sanciones unilaterales al régimen norcoreano, un gesto destinado a incrementar su aislamiento y que complementa la última resolución de la ONU.

Con la prueba nuclear de septiembre, la quinta y más potente después de las de 2006, 2009, 2013 y enero de este año, Corea del Norte aseguró haber detonado por primera vez una cabeza atómica acoplable a los misiles de su nutrido arsenal.

Priorizar el sector militar

Por otro lado, la KCNA informó este viernes de que el líder Kim Jong-un supervisó en la víspera un ejercicio de artillería con fuego real cerca de la conflictiva frontera del Mar Amarillo, en el que se simuló un ataque contra las cercanas islas de Corea del Sur.

El ejercicio, realizado un día después de publicarse la resolución de la ONU, se considera otra muestra de que el régimen de Kim seguirá con su política de priorizar el sector militar y no doblegarse a las sanciones internacionales