Las investigaciones comenzaron después de que el pasado 8 de noviembre se produjeran dos robos con fuerza en sendos vehículos estacionados en el aparcamiento disuasorio del Barrio de Santa Teresa, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En ambos casos, el método de acceso al habitáculo interior se realizó mediante el forzamiento de la puerta trasera, tratándose en concreto de dos furgonetas de las cuales fueron sustraídas diversas herramientas.

Las pesquisas realizadas por los agentes condujeron a la identificación, localización y detención del autor de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.