Juan Carlos Alemán
Juan Carlos Alemán CEDIDA

Así, los miembros del Pleno le describen como "una persona cabal con mucho sentido común, abierta, afable, un viajero incansable y con el que era posible llegar a entendimientos y acuerdos", al tiempo que "firme en el debate, exquisito en el trato, buen orador y mejor oyente".

En esa línea, destacan que "las calles de La Laguna añorarán sus paseos vespertinos", tal y como en la ACC le echarán de menos, ya que tenía una "buena relación con todos los empleados de la Audiencia, con los que pasaba mucho tiempo conversando y con los que compartía sus ocurrencias y su gran sentido del humor".

Además, aseguran que era un "fanático" de la tecnología "intentando estar siempre a la última", y por ello, entre otros motivos, ocupó la Presidencia de la antigua Comisión de Informática de la Audiencia y colaboró activamente en la renovación de los terminales y las infraestructuras informáticas de la institución.

"Fue decisivo en nuestra propia renovación y en nuestro mayor acercamiento a esta sociedad cambiante, en definitiva", exponen, sin obviar que estaba "muy interesado" en el análisis del contexto político, social y económico.

"Hoy, tristemente, nos toca recordar su intensa trayectoria profesional en la política canaria que, sin duda, recordaremos como un gran legado de proyectos y metas por la innovación y por la mejora de los servicios públicos, todos ellos, impregnados por su especial nobleza y humanismo", finalizan.