Según han explicado a Europa Press fuentes de la Fiscalía, tienen previsto recurrir el sobreseimiento al considerar que la investigación no se ha agotado y deberían hacerse antes más diligencias; entre ellas y sobre todo, la declaración del conductor que no ha sido citado por la jueza.

El Juzgado de Instrucción 3 de Amposta (Tarragona) archivó el procedimiento penal tras constatar que no hubo fallo mecánico, la conducción era estable y la velocidad adecuada, el conductor dio negativo en alcohol y drogas, no hubo distracción con dispositivos móviles y había hecho el descanso pertinente.

La jueza lo decidió tras citar a declarar a las víctimas, a los trabajadores de la empresa de autobuses y a sus directivos, recibir informes periciales de los Mossos d'Esquadra, el informe del tacógrafo sobre descansos, velocidad y trayectoria, el informe de carreteras y los informes forenses.

Según recoge el auto de archivo, el conductor circulaba de forma estable a la velocidad máxima permitida para la vía, 100 kilómetros por hora, y a 300 metros del lugar del accidente el vehículo "sin motivo aparente" se desplazó hacía el margen derecho de forma suave y sin cambios de dirección súbitos, y a partir de entonces se produjo el accidente.

El conductor el día de los hechos respetó el tiempo de conducción y descanso diario reglamentario, y cuando se produjo el accidente también había cumplido con el tiempo de conducción ininterrumpida porque llevaba al volante 1 hora y 47 minutos, además de que no fue a cenar y se quedó descansando.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.