Los hechos ocurrieron días atrás, cuando una Patrulla de Seguridad Ciudadana escuchaba voces que procedían del interior de un establecimiento hostelero y pudieron comprobar entonces que una persona ebria y muy alterada profería gritos y voces, al tiempo que golpeaba el mobiliario, increpaba al personal de servicio y estaba molestando a los clientes.

El hombre, cuya identidad responde a las iniciales J.M.M.C, fue requerido por los agentes para salir al exterior del negocio al objeto de ser identificado, circunstancia esta última a la que se negó en reiteradas ocasiones, todo ello con voces y alteración del orden público en la calle.

El hombre llegó a desnudarse en dos ocasiones, una de ellas íntegramente y en presencia de varios menores, sin hacer caso de las indicaciones de los guardias civiles para que depusiera su actitud.

El varón fue trasladado a dependencias policiales, donde fue detenido tras imputársele delitos de desórdenes públicos, resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad, amenazas y exhibicionismo ante menores de edad. Además, entre sus ropas se encontró una navaja que le fue intervenida.

Consulta aquí más noticias de Burgos.