Actualmente el número de personas que integran el operativo contra incendios de la Junta de Castilla y León es de 4.129, incluyendo personal del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y de las entidades con las que existe convenio.

La póliza inicial se suscribió en el año 2001 con la aseguradora Mapfre España, y desde entonces se ha procedido a las prórrogas anuales, cuyas principales indemnizaciones: en caso de fallecimiento por accidente, el capital mínimo a percibir será de 240.000 euros; por incapacidad permanente absoluta para toda profesión u oficio, el capital mínimo a percibir será de 360.000 euros; y por incapacidad permanente parcial para cualquier profesión u oficio, la indemnización será un porcentaje sobre la cuantía de 360.000 euros dependiendo del grado de incapacidad.

Están asegurados los ingenieros, los agentes forestales y celadores de Medio Ambiente, trabajadores laborales fijos y fijos discontinuos y cualquier otro personal con disponibilidad para las labores de extinción de incendios que sean trabajadores de empresas contratadas por la Junta de Castilla y León.

Los asegurados cubiertos por la póliza son todas las personas que efectúen labores de extinción por cuenta de la Junta de Castilla y León, ya sean personal propio o contratado, o personal de otras administraciones que colaboren.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.