«El cauce se ha quedado tan feo como en Puente Verde, con una enorme explanada de hormigón sin flora ni fauna». Así expresa nuestra lectora Kate Babb Yeoman su desazón por los trabajos de eliminación de la arboleda del río Genil a la altura del polideportivo Bola de Oro.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) está limpiado el cauce. Para ello una excavadora derriba toda la vegetación que ha ido creciendo en la ribera en los últimos años, árboles de gran altura incluidos. Todo ello es cargado en camiones. Los trabajos han empezado a la altura del nuevo puente de Bola de Oro, en dirección al Puente Verde.

Pero los vecinos no entienden desde cuándo limpieza significa tala de árboles. Además, la asociación Salvando Árboles se pregunta por qué los trabajos afectan a ejemplares tan desarrollados. «No parece que los árboles que se están quitando tengan sólo un año de vida, más bien parece que están limpiando el paseo», dice un portavoz del colectivo.

Las tareas corresponden al proyecto -aprobado hace un año por el Ayuntamiento, que ayer no sabía sobre la limpieza del cauce- para remodelar la zona: incluye un parque junto al polideportivo, paseos y nuevos caminos conectados con los senderos naturales.