El fallo, con fecha del pasado 31 de octubre, considera al acusado responsable de un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de sustancias que causan grave daño a la salud. Según se detalla en la sentencia, el alijo de droga que ha sido valorado en 130.701 euros se encontraba camuflado en "varias litografías" impregnadas del narcótico.

La Audiencia ha considerado probado que el condenado concertó el envío del paquete a la oficina de correos de La Corredoria utilizando como destinatario el nombre de su cuñado. Éste fue absuelto del delito en una sentencia anterior y ha comparecido como testigo en el juicio señalando como "verdadero" destinatario del envío al acusado.

El paquete fue detectado el 1 de diciembre de 2010 en el Aeropuerto de Madrid-Barajas. Dispuesta una "entrega controlada" por parte de la Guardia Civil del paquete en las oficinas de correos ovetenses, el condenado y su cuñado fueron detenidos el 10d e diciembre en el momento que acudieron a recoger el paquete que contenía el narcótico.

En los fundamentos de derecho, el magistrado ha remarcado como elementos de cargo las "incongruencias" del condenado en su testimonio y el hecho de que "significativamente" se dio a la fuga del país de manera "inmediata". El penado estuvo en busca y captura cuatro años y medio, desde el 18 de enero de 2011 hasta el 1 de julio de 2015.

Consulta aquí más noticias de Asturias.