Esta persona presentó a los agentes policiales un pasaporte y un permiso de conducir griegos que había adquirido previamente en Bruselas por 7.000 libras. Su verdadero pasaporte, de nacionalidad albanesa, fue localizado entre sus pertenencias.

Los hechos se desencadenaron cuando los agentes policiales de servicio en el aeropuerto lanzaroteño, tuvieron conocimiento de que un individuo pretendía embarcar en un vuelo con destino a Irlanda, presentando para ello un pasaporte y un permiso de conducir de dudosa procedencia.

Tras comprobar que se trataba de documentación falsa, se procedió a su detención como presunto autor de un delito de falsedad documental. Entre sus pertenencias fue localizado su verdadero pasaporte, de nacionalidad albanesa.

Instruido el correspondiente atestado, fue remitido a la Autoridad Judicial competente. La intervención policial fue llevada a cabo por agentes adscritos a la Comisaría de Arrecife.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.