Passivhaus
Imagen de una Passivhaus edificada en Reino Unido. bere.co.uk

Los edificios sean responsables de más del 40% de la energía que consumimos. Hay que seguir sistemas constructivos más ecológicos y sostenibles, que ya no son necesariamente una solución cara y que, sin embargo, son a medio y largo plazo de gran ahorro. Es el caso de las Passivhaus, literalmente 'casa pasiva’.

Una Passivhaus es una construcción que cuenta con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones y una máxima calidad del aire interior. Además, este tipo de edificaciones aprovechan la energía del sol para una mejor climatización. La casa Passivhaus tiene un consumo muy bajo de energía para calefacción y refrigeración. En lugares como España, con un clima menos severo que centroeuropea, se podría llegar a una mejora del 60% respecto al consumo estándar de un edificio nuevo, y se conseguiría la mejor clasificación energética posible: clase A.

La Plataforma de Edificación Passivhaus busca el compromiso de alcaldes y mandatariosLa construcción de Passivhaus comenzó en Alemania en 1990. Hay grandes ciudades –todas alemanas– que lo han integrado en la normativa local, como Frankfurt, Heidelberg o Hannover. En España, las cosas van despacio. Se empezó en 2008 y las administraciones, en general, no ayudan mucho. Este pasado fin de semana se ha celebrado la 8ª Conferencia Española Passivhaus, punto de encuentro para mostrar el compromiso de las instituciones con el cumplimiento de la Directiva 2010/31/EU a través de la firma de un manifiesto por la eficiencia energética en la edificación, para vivir mejor consumiendo menos energía.

Se trata como explica la Plataforma de Edificación Passivhaus, de promover el compromiso de alcaldes, mandatarios y otros miembros institucionales, para conseguir que antes del 31 de diciembre de 2018, para edificios ocupados o propiedad de autoridades públicas, y del 31 de diciembre de 2020, para los privados, sean edificios de consumo casi nulo. De esta forma se podrá combatir el hecho de que los edificios sean responsables de más del 40% del total de energía que consumimos y, por lo tanto, de la contaminación que este consumo genera.

“Con la firma de un manifiesto institucional contribuimos a promover el compromiso de las administraciones públicas en el avance del cumplimiento de las exigencias europeas en materia de construcción para contar con edificios muchísimo más eficientes y menos contaminantes”, explica Adelina Uriarte, presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus. Con esta conferencia, que se organiza con carácter anual, este colectivo traslada experiencias y conocimiento en el campo de la construcción eficiente a todas las partes implicadas en el proceso edificatorio. Se han celebrado conferencias dedicadas a profesionales, así como actividades y charlas divulgativas para un público final amplio y diverso.