Los Mossos d'Esquadra detuvieron la madrugada del pasado domingo en Girona a un ciudadano francés que conducía un vehículo por la AP-7, cargado con dos artefactos explosivos de fabricación casera, y que al parecer se quería suicidar por un desengaño sentimental.

Fuentes de la policía autonómica catalana han informado de que los TEDAX están inspeccionando estos artefactos rudimentarios, que posiblemente no habrían estallado. Según recogía hoy el Diari de Girona la detención se produjo cuando los Mossos realizaban un control rutinario e hicieron parar el coche en el que viajaba este individuo, de unos 30 años, que acababa de cruzar la frontera, y en cuyo interior encontraron estos dos artefactos, supuestamente explosivos, lo que alertó a los agentes.

Al parecer, el conductor del vehículo, un ciudadano francés, se quería suicidar por un desengaño sentimental

En el registro del vehículo se localizó también una carta en la que el sospechoso anunciaba su intención de suicidarse, al parecer por un desengaño sentimental. El hombre viajaba en un Ford Escort con matrícula francesa, y los agentes de la policía autonómica lo detuvieron en el punto kilométrico 6,5 de la AP-7, a la altura de la Porta Catalana, a unos pocos metros de las cabinas de peaje de la autopista.

A pesar del aspecto rudimentario de los artefactos, los agentes redujeron al conductor para evitar que, si llevaba un detonador portátil, los hiciera explotar, y reclamaron con urgencia la presencia de un equipo de artificieros para que los desactivaran.

La detención se produjo cuando los Mossos realizaban un control rutinario

Por precaución, la operación obligó a cortar la autopista en los dos sentidos con objeto de impedir que si se producía una explosión ésta afectara a los vehículos que pasaban a esas horas por la AP-7, por lo que el tráfico se desvió hacia la N-II, a la vez que se evacuó al personal que trabajaba en la zona de los peajes.

Los grupos de desactivación y los equipos de bomberos pudieron entonces inspeccionar los explosivos y comprobar que se trataba de unos artefactos muy rudimentarios: unos cartuchos de material pirotécnico encintados a dos bombonas de butano.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE GIRONA