Tiran a la basura la balsa ‘Uru’ de la Expo 92
Así ha quedado la balsa, destruida y en el contenedor. (Alberto Martín)

La Sociedad Estatal que gestiona los activos de Expo 92 (Agesa) tiró el domingo a una cuba de escombros la balsa Uru, que se encontraba expuesta desde 1992 en el exterior (rampa de acceso) del Pabellón de la Navegación.

Alicia Ruiz, directora general de la Sociedad, ha explicado a 20 minutos que la balsa estaba «llena de pulgas». Y que tras tantos años a la intemperie, el deterioro de la totora (los juncos acuáticos procedentes de Bolivia con la que está construida) hacía imposible su rehabilitación. «Después de la Expo, Kitín Muñoz vino con unos bolivianos a repararla, pero ya no tenía arreglo», explica Ruiz.

Según Agesa, la balsa que ha sido tirada a la basura era una réplica de la que este aventurero construyó hace 19 años en Bolivia. Con ella navegó desde el Perú hasta Tahití, en una expedición, bautizada Uru, con la que pretendía demostrar que las islas de la Polinesia en el Pacífico fueron colonizadas por los indios sudamericanos.