Este año no se han registrado aglomeraciones. Los centros de salud han comenzado a administrar la vacuna contra la gripe a buen ritmo. El primer día no se sufrieron colas como las que se vivieron el pasado año.

Mayores de 65 años, diabéticos, asmáticos, enfermos crónicos, personal sanitario y cuidadores de personas mayores son el público objetivo de esta campaña con la que se pretende evitar el padecimiento de la gripe o disminuir la gravedad de las complicaciones. Las personas que se encuentren en los grupos de riesgo deben acudir a su centro de salud para pedir cita.

Paciencia 

No hay colas, pero sí que hay que esperar. En el centro de salud de la calle Cuba, por ejemplo, si su médico de cabecera le atiende por la mañana, puede conseguir cita para finales de esta semana o para la próxima; en cambio, si su consulta es vespertina, este jueves ya podría conseguir vez para ponerse la vacuna.

Además, si acude a su doctor, él también puede pasarle directamente a la consulta de enfermería para vacunarse contra la gripe sin esperas.

Al igual que los años anteriores, el personal sanitario acudirá a los domicilios para vacunar a las personas que no puedan salir.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE VIGO