Alega que, si Costas no la ve, él no va a insistir. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha rendido con la Marina de Arraijanal. Después de peleas con la oposición y de explicar en el pleno por activa y por pasiva el proyecto (que contemplaba la construcción de un puerto deportivo y más de un millar de viviendas en la zona de Guadalmar), el regidor ha desistido. «Para qué vamos a insistir en la idea de la Marina de Arraijanal si Costas no la ve», aseguró a Málaga hoy.

En ese sentido, subrayó que tiene una propuesta alternativa con un paseo peatonal reservando una franja de 100 metros. «La naturaleza y la playa se darían la mano junto al mar y la edificabilidad, vista la que tenga que ser, cabría en el resto del espacio», aclaró el regidor.

En cuanto a la demanda de puntos de atraque que tiene la capital, adelantó que se trataría de resolver en otras zonas: San Andrés, el Morlaco y con la ampliación del Candado.