Habrá prácticas para 200 alumnos. El Hospital Gómez Ulla de Madrid se convertirá, a partir del próximo año y los diez siguientes, en un hospital universitario. Será posible gracias a un acuerdo suscrito ayer por la Universidad de Alcalá de Henares y el Ministerio de Defensa.

 La idea es que en el centro se formen unos 200 estudiantes de la universidad desde el tercer curso mediante prácticas. Se ofrecerán 48 especialidades de investigación, así como la telemedicina, un área muy desarrollada en el centro.

El convenio recoge la creación de una unidad docente de enfermería y el Instituto de Investigación Biosanitaria Militar. A partir del 1 de enero, 115.000 ciudadanos de la región tendrán este hospital como referencia, una vieja reivindicación vecinal que tras varios años se pondrá en marcha. A pesar de la apertura al sector universitario, el hospital, según aclaró el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, «seguirá siendo militar».